vallarta_termitas

40% de casas en Vallarta con plaga de termitas

Posted on Posted in noticias

La ausencia de profesionistas y especialistas en el control de plagas ocasionó que las termitas afecten la infraestructura hotelera y las viviendas de Puerto Vallarta, consideró el investigador en plagas urbanas de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Jaime Santillán Santana.

El insecto es un problema que se agrava en las zonas urbanas del país, pero también en las áreas agrícolas y costeras.

Santillán Santana aseguró que en el caso particular de Vallarta se estima que el 40 por ciento de las casas, hoteles y negocios están afectados por plagas de termitas.

“Los empresarios del sector gastan millones de pesos en la detección del insecto”.

Señaló que en las zonas turísticas como Cancún y el municipio de Jalisco el aumento de las afectaciones provocadas por la termita se debe a la invasión y destrucción indiscriminada de los ecosistemas naturales.

Aclaró que para remediar la situación es necesario que la Secretaría de Salud ponga en marcha una estrategia para combatir las plagas urbanas, donde será necesario como primer paso utilizar métodos mecánicos; después deberán instruir a la comunidad a fin de evitar su proliferación, y solo en caso de ser necesario el empleo de insecticidas.

Declaró que los fumigadores de casa en casa que ofrecen su servicio a bajo costo usan insecticidas erróneos y pueden ser dañinos para la salud, porque son altamente tóxicos.

El especialista del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) apuntó que las termitas afectan también los plantíos de mango en las costas de Jalisco y recientemente se comprobó su presencia en cultivos de agave.

Afirmó que en un principio se creía que el picudo estaba provocando daños a la planta, pero se comprobó que las termitas pueden ser más dañinas.

El académico sostuvo que algunas termitas de especie subterráneas se están adaptando al cambio climático y son más resistentes a insecticidas, factor que también incide en su proliferación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *